1 (800) 597-7977   Fuera de horas: 1 (714) 665 9890

Menu Close

Lo que se Debe y no se Debe Hacer al Establecer Metas de Salud para 2023

Escrito por Vanessa van der Linden, especialista en nutrición certificada

El comienzo de un nuevo año es un buen momento para reflexionar y reenfocarse dónde desea establecer sus intenciones para los próximos meses. Puede ser fácil adoptar hábitos poco saludables con el ajetreo de la vida, especialmente si no se toma un momento para hacer una pausa y considerar cómo alinear lo que hace con lo que valora.

Antes de empezar una estricta dieta de moda, apuntarte a un gimnasio al que solo irás durante 2 meses, o dejar de hacer cambios, lee los siguientes consejos. Esta guía le explicará lo que debe y lo que no debe hacer para crear metas de salud para que pueda ver y sentir los cambios que desea.

Lo que Se Sebe y no Se Debe Hacer al Crear Objetivos de Salud:

Crea metas que se alineen con lo que te importa.

Es fácil perder la motivación para seguir las metas durante todo el año. Una forma de prepararse para el éxito es identificar su “por qué” detrás de los cambios que desea. Antes de establecer sus metas, identifique cómo quiere que se vea su vida dentro de un año y "por qué" quiere que cambie su salud. Vuelve a tu "por qué" regularmente para ayudarte a concentrarte en lo que realmente te importa. Los posibles "por qué" pueden incluir "Quiero sentirme más fuerte", "Quiero que la forma en que trato mi cuerpo sea un ejemplo para mi familia", "Quiero prevenir __ afección/complicación", "Quiero tener la energía para vivir la vida que quiero”, etc.

No establezca metas basadas en resultados.

Las metas de resultado se enfocan en alcanzar o lograr un resultado final como: "perder x libras", "comer sano en cada comida" o "tener niveles estables de azúcar en la sangre". Los objetivos basados en resultados como estos lo preparan para el fracaso porque a menudo son difíciles de controlar debido a muchos factores que influyen en los resultados. Además, este tipo de objetivos no definen cómo obtener realmente el resultado que deseas.

Establezca metas basadas en el progreso.

En lugar de metas basadas en resultados, establezca metas de progreso que se centren en crear hábitos y comportamientos. Ejemplos de esto incluyen: "reducir la comida rápida a 1 vez por semana", "reemplazar las bebidas azucaradas con agua y té de hierbas" o "comer 2-3 tazas de verduras al día". Cuando establece objetivos de progreso como estos, ahora se enfoca diariamente en lo que realmente se necesita para mejorar su salud de manera significativa.

No solo cree metas enfocadas en cómo quiere verse.

Si quieres perder grasa, ganar músculo o tener una piel más clara, ¡está bien! Recuerde crear metas de progreso para ayudarlo a lograr estos resultados. Sin embargo, estar saludable es mucho más que peso, tamaño o apariencia. Centrarse solo en la apariencia también puede causarle decepción y hacer que se pierda otros cambios importantes en su cuerpo que se producen cuando comienza a cambiar sus comportamientos y hábitos.

Crea metas que se centren en cómo quieres sentirte.

Además de los signos vitales y los análisis de laboratorio, los síntomas (cómo se siente) son signos importantes de salud y cómo su cuerpo se comunica con usted. Cuando piense en cómo le gustaría que evolucionara su salud durante los próximos meses o años, considere cómo quiere sentirse. ¿Quieres más energía? ¿Quieres sentirte menos estresado? ¿Quieres sentirte menos hinchado? Considere establecer metas de progreso que respalden cómo quiere sentirse en su cuerpo y mente. Una vez que comience a hacer cambios, verifique estos síntomas y observe no solo cómo se ve su cuerpo sino también cómo se siente.

No cree objetivos que sean demasiado restrictivos o insostenibles.

Al crear sus metas de salud, considere su etapa de vida y su ritmo diario actual. No te prepares para el fracaso al establecer metas poco realistas o demasiadas metas a la vez. En lugar de “ir al gimnasio todos los días”, intente “mover el cuerpo todos los días (caminar, yoga, gimnasio, etc.)”. En lugar de comenzar una dieta temporal o de “moda” que es demasiado restrictiva, conduce a la desnutrición e históricamente tiene bajas tasas de éxito a largo plazo, intente establecer objetivos que se centren en la nutrición, los alimentos para agregar o qué alimentos intercambiar por otros.

Crea metas que puedas sostener.

Hacer pequeños cambios que puedas mantener a largo plazo es mucho más efectivo que las dietas a corto plazo o los planes de entrenamiento intenso. Pequeños cambios a lo largo del tiempo son los que conducen a cambios de hábitos. Después de identificar por qué desea que cambie su salud, escriba 2 o 3 metas de progreso en las que le gustaría concentrarse durante el próximo mes. Dividir los objetivos en un marco de tiempo más pequeño puede ayudar a que los cambios se sientan menos abrumadores.

Para ayudarlo a comenzar, aquí hay algunas ideas de cambios pequeños y realistas en los que puede considerar enfocarse para apoyar su salud en general:

  • Beba la mitad de su peso corporal en onzas de agua. Ejemplo. Una persona de 150 libras necesita 75 onzas de agua al día.
  • Realice 1-2 caminatas diarias por un total de 30 minutos por día.
  • Empiece el día con un desayuno equilibrado y rico en proteínas. Ejemplo: huevo revuelto de verduras con tostadas integrales, yogur griego con frutas frescas y semillas, avena sin azúcar con mantequilla de maní y bayas, batido de proteínas con espinacas, frutas y proteína vegetal en polvo.
  • Coma conscientemente respirando profundamente varias veces antes de las comidas, masticando muy bien y comiendo despacio, dejando los cubiertos entre bocado y bocado. Observe cómo se siente antes y después de las comidas.
  • Agregue color a cada comida, con frutas y verduras. Alimentos como bayas, verduras de hoja verde, pimientos, zanahorias, camote, calabaza, repollo morado, remolacha, cúrcuma, hierbas frescas y especias.
  • Dormir de 7 a 9 horas por noche. Limite el tiempo de pantalla una hora antes de acostarse y beba un té de hierbas calmante para ayudarlo a relajarse.
  • Prepare sus almuerzos para la semana para limitar el consumo de comida rápida. Hágalo fácil y prepare su proteína (pollo salteado, atún enlatado, frijoles enlatados), un aderezo casero (aceite de oliva y limón o vinagre) y sirva con verduras mixtas o ensalada de repollo precortada.
  • Haga 1 cosa al día para apoyar su salud mental, ya sea 5 minutos de respiración profunda y 10 minutos de caminata al aire libre, un baño de sal, terapia o leer un buen libro.

Esperamos que estos consejos lo ayuden a guiarlo para lograr y cumplir sus metas de salud este año! ¡Obtenga más información sobre nuestros Servicios de Bienestar visitando nuestra pagina de bienestar, que incluye entrenamiento de resistencia con pesas, servicios de nutrición y más! Si está interesado en nuestros servicios de nutrición y despensa de alimentos, llama al 1 (800) 597-7977 ext. 407 o visita nuestra página de despensa de alimentos aquí.